Pasó la primera Rosario Indie Sessions!

Y si no fueron se lo perdieron. No es un juego de palabras, aunque lo parezca. Es que la noche del 19 de febrero fue tan especial que no haber ido es como tener una novia tetona y ser manco. Así que lo que pasó, pasó. Igual lo que nos interesa es agradecer la buena energía porque el bautismo de fuego de Rosario Indie Sessions fue sin dudas un éxito que sobrepasó nuestras expectativas. Lo decimos porque no lo solo la convocatoria colmó McNamara, sino también, porque el público que fue a esta primera edición, concurrió ansioso por escuchar cada uno de los recitales. Propuestas bien disímiles entre si como las de Pol Nada, Daddy Rocks y Mi Nave fueron apreciadas y disfrutadas por igual. El interés por la música, el agradecimiento, el respeto por lo realizado y por los músicos en el escenario se tradujeron en cerrados aplausos en el marco de un clima cálido y ameno que fue la tónica de la noche toda. Ni hablar de la pista de baile que tuvo sus climas increíbles. Es así amigxs la noche del martes 19 quedará para el recuerdo, pero como la vida siempre da más te contamos que tenemos muchos planes: hay excelentes proyectos musicales en crecimiento, hay un espacio, hay un público inquieto, hay bandas y artistas por aparecer. ¡Nos vemos en la segunda edición de Rosario Indie Sessions!

Los comentarios están cerrados.