Los Cristales y sus buenas formas del desencanto

A mediados del 2016 los algoritmos que rigen nuestra gustos en facebook me dieron una grata sorpresa: di con Los Cristales. La alegría fue doble, dado que no solo eran una banda nueva, sino que también eran jóvenes. Con esto quiero decir: no era el proyecto B de los conocidos de siempre. Su Ep. “Las buenas formas del desencanto” reúne cuatro canciones de una frescura encomiable. Guitarras cansinas y espaciales, ritmos lentos, y teclados que al mejor estilo casiotone envuelven melodías tan melancólicas como pegadizas y van construyendo un universo singular, un shoegaze tan autóctono como auténtico.

los cristales

Y no solo en lo sonoro se encuentra la promesa de Los Cristales, hay una brillante espontaneidad en lo que dicen también. Sin grandes pretensiones pero si con certeza, sus letras, escritas en un estilo simple y cotidiano logran generar sensaciones encontradas donde lo extraño y lo conocido se funden para seducirnos.

Teniendo como excusa que este viernes a las 21:30hs tocan en vivo en el ciclo Live Sessions en Capitán Art Music (Mendoza 930) juntos a Les Mentettes aprovechamos a charlar con su voz cantante el señor Pablo Holsman,

JM: ¿Cómo surgen Los Cristales?

PH: Los Cristales como banda recién se afianza a principios del 2016 cuando comenzamos a grabar nuestro EP “Las buenas formas del desencanto”. En un principio, a mediados del 2015, solo éramos Fernando Goya (guitarra principal) y yo, con Fer nos conocimos porque tenemos amigos en común y me invitó a armar un proyecto juntos. Yo tenía una serie de temas propios de un proyecto solista, comenzamos con esos temas, de los cuales solo uno fue incluido en el disco: “La Luz En Un Cable”. A medida que nos seguimos juntando nos dimos cuenta de que las canciones pedían otros instrumentos. Al poco tiempo se incorporó Emmanuel Guiñazú como bajista, el era amigo mío desde antes de armar la banda. En esos primeros tiempos en la batería estuvo Julián Durando, hoy en batería está Lisandro De Caso el cual se incorporó recientemente. La última incorporación fué la de Rodrigo Di Cosco en sintetizadores, con quién ya compartiamos un proyecto similar a este, por lo tanto sabía más o menos que aporte podía darle a la banda en cuestiones de sonido.

El nombre de la banda surge a partir de que le fuí encontrando múltiples sentidos a la palabra. Los cristales pueden formar parte de unas gafas, de una ventana, de una vajilla, y tantas otras cosas. Muchos de esos objetos tienen la propiedad de deformar las imágenes, lo cual tiene mucho que ver con nuestras canciones, por el hecho de que suelen relatar situaciones de la vida cotidiana pero deformadas o desfiguradas por el lente de la fantasía. Siempre que me preguntan “¿Por qué Los Cristales?” Contestó de forma diferente cada vez, supongo que tiene que ver con lo que dije antes.

JM: Si tuvieras que prescindir de usar los géneros musicales para describir a Los Cristales ¿Cómo definirías el sonido y el estilo del grupo?

PH: Esta pregunta es bastante difícil, pero está bueno salir de la comodidad de los géneros, aunque en realidad a mí me genera mucha incomodidad y con comodidad me refiero a que suelen servir fácil para contestar la tortuosa pero necesaria pregunta “¿Qué música hacen?”. Nuestras canciones por lo general no suelen tener la típica estructura verso, estribillo, verso, estribillo, puente, estribillo, aunque si tenemos un par así, intentamos que sean un viaje y que lleguen a un lugar diferente de donde partieron. Buscamos un sonido apenas sucio en las guitarras, con algo o mucha reverb, y distorsión en pocos temas. El bajo tiene mucha presencia, es algo que priorizamos bastante. Sintetizadores al estilo New Order a veces, otros más rotos tirando a The Horrors y también usamos órganos con un sonido cercano a Beach Boys. La batería cambia mucho según el tema, eso es algo que también intentamos, abarcar muchos estilos pero a la vez tener cierta coherencia, me animo a decir que nuestros temas se diferencian bastante entre sí, en un intento por escapar de la monotonía, es algo que buscamos mucho en nuestros recis. La mayoría de los temas invitan a bailar o al menos nosotros bailamos cuando los tocamos.

Aún estamos en la búsqueda de nuestro propio estilo, a pesar de tener una impronta de música bailable en cierto sentido mantenemos una estética oscura y melancólica, sobre todo en las letras.

Los Cristales – De Fórmulas from Los Cristales on Vimeo.

JM: ¿Cómo perciben el panorama musical de nuestra ciudad? ¿Se sienten parte de una escena?

PH: Nuestra escena la estamos armando, y quizás eso responda la última pregunta, no nos sentimos parte de una escena pero no nos frustra eso ni se nos presenta como un impedimento para tocar o hacer música, al contrario buscamos la forma de tocar y producir. Por suerte en esa búsqueda nos hemos topado con bandas que están en la misma situación, que están emergiendo y hemos podido ser solidarios entre nosotros y armar fechas que dentro de sus limitaciones, han sido experiencias hermosas. También conocimos artistas que ya están asentados en la escena indie y que aun sin conocernos nos han dado una mano enorme, eso es algo que me parece fantástico y que valoro mucho, me llena de mucha alegría y me da ganas de seguir.

Siempre nuestra prioridad va a ser lo popular, nos asquea un poco el snobismo indie y “post-indie”, soy consciente de que a la hora de componer la mayoría de mis influencias pertenecen a bandas denominadas indies y no reniego de eso, pero siempre nuestra escena va estar dirigida a a llegar a un público amplio y diverso, escuchen la música que escuchen.

Con respecto al panorama musical en Rosario me parece muy variado y me parece genial eso. Hay ciertos estilos que generan mucho más convocatoria que otros y nosotros quizás somos ajenos a eso. Por otro lado el cierre de muchos espacios culturales ha dificultado bastante la diversidad y el desarrollo de bandas que están emergiendo como nosotros, lo que por cierto nos afecta bastante.

JM: ¿Cuál es la pretensión que tienen con respecto a este proyecto? ¿Cuáles son sus planes a corto y mediano plazo?

PH: La pretensión con respecto a este proyecto es gustar, poder generar cosas en el oyente, tanto en el que va a nuestros shows como en el que escucha lo que hacemos en estudio. Generar placer, alegría, angustia, dolor y hasta horror y al final paz, si esta es posible. Hablo de angustia, dolor y horror porque son todas sensaciones muy presentes en nuestras letras y que por suerte las obras artísticas, las canciones en este caso, pueden transformarlas en algo placentero de contemplar. Suena simplista mi respuesta, pero gustar siempre va a ser una pretensión en todos los sentidos.

Este viernes vamos a compartir fecha con Les Mentettes. Estamos muy contentos porque es una banda con una trayectoria enorme, suenan increíble y nos gustan mucho. Además se cumple exactamente un año de nuestra primera presentación en vivo lo que le agrega, para nosotros, un ingrediente muy emotivo al evento. Luego de esta fecha la idea es abocarnos casi por completo en nuestro primer álbum de larga duración. Estamos muy entusiasmados con eso, es un proyecto muy ambicioso el que tenemos en mente.

Los comentarios están cerrados.