Prima Limón – “Cuatro anatemas”

De acuerdo a su definición etimológica, el término anatema puede representar una ofrenda a los dioses o bien una maldición o condena. En el caso del nuevo proyecto de Prima Limón, podríamos ubicarlo entre ambas. “Cuatro anatemas” plantea desde el inicio un juego de ambigüedad que muta en constante movimiento entre notas armónicas y frescas, mientras que las líricas oscuras y sentidas brotan a través de las desgarradoras palabras de Julia Capoduro, responsable de dicho trabajo. Esta disociación de alguna manera nos permite ser capaces de inmiscuirnos en los pensamientos y comprender a una mujer que se muestra fuerte y a la vez destila una sensibilidad avasallante. Las letras viscerales suponen una especie de exorcismo casero, donde un alma frágil intenta desvestirse sin rodeos de un pasado oscuro que todavía parece pesarle a sus espaldas.

prima limon

No es casualidad que la tapa del disco refleje un marcado contraste en la dicotomía de enfrentar un gato y una regadera con un frasco de veneno y un arma. Es justamente en su unión donde estos elementos dejan entrever que es posible agruparlos en el cúmulo de ideas que atraviesan la mente de una mujer que intenta olvidar. Estuve toda la tarde metiéndote maldiciones por la nuca, nunca más vas a volver, recita Julia en Maldiciones.

Dentro de una atmósfera cargada de sensaciones de desamor y revelaciones que parecen relatar una historia -Voy a hacer un ritual en el que voy a quemar la carta que nunca te di- se entremezclan sonidos melódicos con guitarras enérgicas que calan en lo profundo de las emociones. Esto se debe a que el disco, grabado en Fructuoso Record Club, fue enfocado desde un formato banda con Ezequiel Fructuoso en bajo, Jonathan Gabriel Gómez en batería y Emmanuel Gasser en guitarra. Así es como durante cuatro temas contundentes uno viaja entre sonidos que remiten al indie rock, el folk y el estilo melódico característico de la compositora.

Finalmente el sentimiento de intriga y desconcierto nos invade y nos lleva a pensar quién pudo haber sido el o la responsable de despertar a la bestia que esa mujer escondía muy dentro de su alma, y que ahora sale a la luz con una fuerza radiante, preparada para dejar atrás todo aquello que la atormenta. Una contundencia excepcional del poder femenino.

Los comentarios están cerrados.